LexNET, el agujero donde van a para nuestros datos

Desde la llegada del Partido Popular la represión se ha instaurado por todas las vías posibles. No solo en las calles con el uso de la fuerza para reprimir cualquier tipo de disidencia, si no también contra el propio Estado. Desde hace tiempo, el mundo jurídico está alertando sobre las vulnerabilidades y malas prácticas del uso de LexNET.

Pero, ¿Qué es LexNET? Como bien explica el abogado Fabián Valero a través de su cuenta en Twitter es un sistema de comunicación entre abogadas, procuradoras y administradoras por donde pasa toda la información relacionada con pleitos, estrategias jurídicas, sentencias, pruebas de juicios, datos de litigantes, cuentas bancarias, etc. Todo el mundo jurídico se ve obligado a utilizarlo.

LexNET cuenta con unos 150.000 usaurias, todas estas personas han podido acceder a los datos que en este sistema se encontraban. Imagina que se sepan estrategias que las abogadas van a utilizar en un juicio contra el Estado… o la información de mujeres en situación de maltrato… esta vulnerabilidad no es solo una vulnerabilidad, es un ataque formal a los derechos humanos y a la privacidad de las personas.

Pero uno de los problemas más graves que tiene es que toda la información se almacena en manos del Poder Ejecutivo. O sea, esto viola directamente el principio jurídico que garantiza la separación de poderes. La información del Poder Judicial está en manos del Poder Ejecutivo. Un Poder Ejecutivo que a día de hoy, está en manos del gobierno del Partido Popular, un partido con un largo prontuario que ni la mafia o Mario Puzo podrían imaginar.

Debido a esta grave vulnerabilidad el Ministerio de Justicia y el Ministro Rafael Catalá Polo han decido cerrar el acceso desde el viernes 28 de julio a las 16:30 hasta el lunes 31 de julio a las 8:00. ¿La causa? El Ministerio de Justicia dice que es para investigar la posible vulnerabilidad, pero en realidad es por vulneración de #DDHH

Y a ultima hora de la noche nos encontramos con que Catalá ha convocado un gabinete de crisis, una war room de toda la vida… parece que por fin se han enterado que nos dejan expuestos a cualquiera con las chapuzas que se inventan.

Más alla de todos estos problemas, de que el gobierno no escucha ni a los juristas, que son analfabetos digitales, que exilian a la fuerza a miles de ingenieras e informáticas porque en vez de contratarlas contratan empresas en las que no se puede confiar.

Quedamos a la espera de ampliar esta entrada para contaros la dimisión de Catalá y de Rajoy… que nadie nos quite la ilusión, que ya nos quitan la privacidad.